La evolución de la robótica: historia y avances actuales

Detrás del término “robótica” se engloba la mecánica, la física, la inteligencia artificial, el álgebra, la electrónica y la informática, las cuales se unifican para diseñar, construir y operar sistemas móviles autónomos, capaces de realizar ciertas actividades por sí mismos sin necesidad de supervisión. Aunque hoy en día se cuenta con máquinas sofisticadas, la evolución de la robótica comienza desde los años a.C.

Cómo ha ocurrido la evolución de la robótica hacia nuestros tiempos

  • Desde tiempos anteriores al siglo I a.C se encontraron máquinas que resultaban ser maravillas de la ingeniería en una época donde no se contaba con los medios automatizados para fabricarlas.
  • El mismo Leonardo da Vinci participa en la evolución de la robótica, aportando su diseño de un robot humanoide en el año 1945.
  • El primer sistema móvil denominado robot se construyó en Inglaterra, en el año 1953. La única función que cumplía era seguir un haz de luz gracias a un sistema mecánico.
  • Luego, en el año 1968, un instituto estadounidense presentó un robot que podía desplazarse por sí mismo, y además contaba con sensores táctiles y una cámara de visión.
  • En la década de los 70 y 80, surgieron robots con brazos robóticos, sensores de proximidad, capacidad de orientación en el plano, cámara e imagen estéreo.

Los avances que ha traído la evolución de la robótica

  • Dentro de la ingeniería biomédica se han hecho grandes avances en la implementación de prótesis para personas que hayan perdido extremidades o hayan perdido movilidad en las mismas, dándoles la posibilidad de adaptarse y desarrollar una vida cotidiana sin ningún problema.
  • La inteligencia artificial deriva de la robótica, y está enfocada en darle a los robots la capacidad de pensar, calcular y tomar decisiones como si se tratara de un humano. Todas las funciones que cumple son predeterminadas.
  • En el área automotriz, se han desarrollado vehículos que gracias a la evolución de la robótica son autómatas. No obstante, aún se evalúan y se estudian las formas de hacer estos vehículos lo más seguros posible para que tengan un buen impacto en la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *